jueves, 15 de julio de 2010

¿Será cierto...?

... ¿lo de que los últimos serán los primeros en el reino de los cielos? ¿y en el de las oposiciones? :-)

Mañana es el gran día y no veo la hora en que pase todo. ¿Y luego qué? Tantos meses invertidos en lo mismo que después te tienes que quedar en cierto modo huérfana de ocupación, ¿no? No pasa nada, ya tengo una de mis famosas listas elaborada... se titula "qué hacer después de las opos", ¡a ver cuántas de esas cosas llevo a buen puerto!

Mañana mismo ponen las notas. El tribunal 16 de Matemáticas cuenta con 31 plazas... ¿será una para mí? ¡qué gran presión esto de las oposiciones! 

Ahora que voy aún de mano de la esperanza, que mi condición de responsable nata me dice que puede que recoja lo sembrado... hoy que aún no me he encontrado de frente con la realidad de la oposición (porque, admitámoslo, lo duro está por llegar), quiero dar las gracias. 

La oposición me ha dado lo que no me había dado Málaga en tres años: amistad. Pero no cualquiera, no. Amistad de la buena. Quiero dar las gracias a toda esa gente que he conocido tan fantástica, por dejar a un lado la competitividad tan frecuente en este tipo de pruebas, por acercarse a una extraña y hacerle ser partícipe de sus reflexiones, de sus miedos e inquietudes,... de su vida en general. 

Sonia, Vanessa, Pepi, Sonia 2 (jeje), Gema, Noelia, Jesús, Dani, Francis... ¡¡¡y como no mi PAC!!!. Eres la mejor guapa, y te quiero una jartá o pechá (como dicen aquí). Mil gracias a tod@s por compartir estos meses tan duros, y recordad, nos queda lo mejor... ¡¡¡una celebración por todo lo alto!!!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Te envío, desde las ciberondas webianas, una pechá de suerte y de paz, para que no te pongas nerviosa cuando empieces con eso de Buenas TARDES, mi nombre es Mercedes...

Ahora estás en la encerrona esa (que mal suena) y tu bigote sudando y las gafas resbalándose y el flequi cogío por una orquilla de nia buena, así que... TODO VA A SALIR BIEN!!

Muak

mazorko dijo...

fichá!!! no me había dado cuenta que te habías cambiado.

Besos